MUSEO FEDERICO GARCIA LORCA.

El Patronato Cultural Federico García Lorca, es el organismo que gestiona el funcionamiento de la casa natal del poeta, dependiente de la Diputación de Granada.

Fue en 1982 cuando se adquiere la casa donde nació Federico García Lorca, para poner en marcha un proyecto, que culminaría su primera etapa el 29 de julio de 1986, fecha en la que se abre al público, como museo, el primero dedicado a una de las figuras más importantes del panorama literario del siglo XX.

Con el apoyo de instituciones, amigos y familiares del poeta empieza su andadura, con un propósito firme, en el que se conjugan dos conceptos necesarios: por un lado convertir una típica casa de labranza, en un espacio museístico, y por otro, conseguir que aquellos visitantes dispuesto a traspasar el umbral de este su primer espacio vital, salgan enriquecidos de su paseo por las estancias que dieron calor y color a su infancia, en este pueblo "construido sobre el agua" en plena vega granadina.

Pasado el tiempo, el Patronato Cultural FGL continúa la labor iniciada hace más de veinte años, ampliando su actividad con la creación en 1998 del Centro de Estudios Lorquianos, lugar de referencia para investigadores y estudiosos de su vida y su obra. Desde donde se lleva a cabo una programación de actividades dirigidas a difundir la riqueza de su obra.

Como Patronato Cultural incluido en la Diputación de Granada, institución esta dedicada a la provincia, otro de los objetivos ha sido, establecer vínculos estrechos, con todos aquellos territorios relacionados con Lorca, de ahí surge la propuesta de una ruta loquiana. Esta oferta, de turismo cultural, permite pasar una jornada siguiendo sus pasos: comienza en Fuente Vaqueros, en la cuna del poeta, para después atravesando un paisaje de choperas y de campos entrar en la casa familiar en Valderrubio, desde allí se va hasta Huerta de San Vicente, casa de verano de 1926 a 1936, para acabar en los parajes de Víznar y Alfacar.

La casa natal de Federico García Lorca es una típica casa de labranza, como otras muchas existentes en cualquier pueblo de la vega granadina. Construida en 1880, cuando Federico García Rodríguez contrae matrimonio con su primera esposa, Matilde Palacios. Viudo D. Federico García contrae matrimonio con Dª Vicenta Lorca Romero, que era maestra en Fuente Vaqueros. Aquí nació el cinco de junio de 1898, el lugar donde pasó sus primeros anos de infancia que tanto influyeron en su sensibilidad.

La casa, que había sufrido diversas transformaciones con las diferentes familias que la habitaron, tras ser adquirida por la Diputación de Granada en 1982 y la constitución del Patronato FGL, empieza a funcionar en 1986, como espacio museístico.

La significación de esta casa-museo es mantener viva su memoria y, convertirla en un espacio desde donde incide la emoción del recuerdo, se alimenta su ideario y se proyecta su figura.

Nuestra propuesta es un breve, pero intenso, viaje en el tiempo, por sus espacios íntimos: pasear por el comedor, la cocina, los dormitorios, y el patio ayudan a comprender un poco más los sentimientos que quiso trasmitirnos, se intenta conservar este pequeno museo, casa-museo, como un libro de paredes blancas, decoradas con una colección de recuerdos familiares y personales, que el visitante puede contemplar durante su recorrido de no más de una hora. Y en el antiguo granero, convertido en una sala de exposiciones: sus cartas, sus dibujos, sus libros . dejan entrever secretos escondidos que nos descubren alguna cara desconocida de su polifacética personalidad. Tras el paso por las estancias familiares el visitante se despide con las únicas imágenes que se conservan de Lorca, acompanado de sus companeros del grupo de teatro La Barraca y durante su viaje a Montevideo.

Localización

Calle Virgen Blanca s/n
18004 Granada (Granada)
E-mail:info@huertadesanvicente.com
http://www.huertadesanvicente.com
Tel.:+34 958258466 begin_of_the_skype_highlighting              +34 958258466      end_of_the_skype_highlighting
Fax.:+34 958251996

Información de interés


Del 01 jul al 31 ago
De Martes a Domingo
De 10:00 a 14:30
Días de cierre: Lunes y Festivos

Del 01 oct al 31 mar
De Martes a Domingo
De 10:00 a 12:30
De 16:00 a 18:30
Días de cierre: Lunes y Festivos

Del 01 abr al 30 jun
De Martes a Domingo
De 10:00 a 12:30
De 17:00 a 19:30
Días de cierre: Lunes y Festivos

Del 01 sep al 01 oct
De Martes a Domingo
De 10:00 a 12:30
De 17:00 a 19:30
Días de cierre: Lunes y Festivos

Precios

General: 3€
Jubilados: 1€
Estudiantes: 1€
Niños: Entrada gratuita
Gratuita: miércoles no festivos.
 

Servicios Visitas siempre guiadas, en grupos de 15 personas cada media hora. Grupos: con reserva anticipada, martes, jueves y viernes.
 

Huellas del poeta en Valderrubio. Los lugares lorquianos. PDF Imprimir

Las huellas del poeta en Valderrubio

    Federico García Lorca nació en Fuente Vaqueros en 1898, trasladándose poco después a Asquerosa, hoy en día Valderrubio. Aquí el poeta vivió su niñez y adolescencia emplazado entre la fértil Vega de Granada y tierras de secano, en parajes como la Fuente de la Carrura y de la Teja donde desarrolló su poesía juvenil. El paisaje que se observa desde su entorno goza de verdes cultivos y doradas choperas rematado por el fondo de Sierra Nevada.

 Es sabido que en estas tierras, Federico se inspiró para varias de sus más importantes obras como por ejemplo La Casa de Bernarda Alba, La Zapatera Prodigiosa o Doña Rosita la Soltera. Su literatura está llena de personajes del pueblo, historias ocurridas aquí, referencias a paisajes y lugares. Además, según su hermana Isabel (Recuerdos míos, 2002) de este pueblo procede toda su poesía juvenil. En este sentido, el director de la Fundación Federico García Lorca y sobrino-nieto del poeta, Manuel Montesinos afirma “No cabe duda que García Lorca escribe mucho en la antigua Asquerosa y nada en Fuente Vaqueros. Hay muchos poemas juveniles, de los años 1918 y 1919 firmados en Asquerosa”. (Carta de la Fundación Federico García Lorca, 8 de Junio de 1990.) Aparte de estas referencias, la vida de Lorca en el pueblo queda registrada en algunas cartas a sus amigos donde hace constar que está en “la Vega de Zujaira”, que es como Federico llamaba a este lugar por omitir el “malsonante” Asquerosa. Igualmente, testimonio de su vida en el pueblo y en la casa, entre otros son, la carta dirigida a sus padres donde les explica como quiere que le preparen la habitación, o el registro parroquial donde figura su confirmación religiosa.

 

La Casa Museo

    La Casa-Museo nos acerca a la realidad íntima de poeta. Federico guardaba muy buen recuerdo de Asquerosa y sus parajes como queda reflejado en sus escritos. De la misma forma, el poeta sigue vivo en la memoria de sus vecinos y vecinas. El pueblo mantiene como un tesoro memoria material y oral. Lo material está encarnado en objetos que pertenecieron a la familia García Lorca y que tras décadas en manos de vecinos tras el exilio de la familia en Nueva York, han vuelto a su lugar original. La casa de Valderrubio recoge además de la memoria oral multitud de vivencias, historias y anécdotas que se conservan transmitidas por generaciones del paso de Lorca por esta localidad.

Viaje al pasado

 

El museo en sí es una reconstrucción viva y fiel de principios y mediados del siglo XX, pudiendo obtener mucha información de este periodo a través de los objetos que en el se encuentran. Los diferentes espacios recreados en el museo (como por ejemplo, gallinero o cuadras) ofrecen una visión global de la vida cotidiana de la época. Entre la colección, se cuenta con multitud de enseres relacionados con diferentes labores y oficios rurales.

 

 

    Este inmueble siempre ha sido lugar de encuentro de los vecinos y vecinas, convirtiéndose además ahora, en símbolo de la identidad propia de un pueblo.

 

 

 

 

 

 

Horario y precio de visitas

Miércoles a domingo: 10 a 13:30 h.. Cerrado lunes y martes.

Entrada única, individual o en grupo: 1,80 euro por persona.

Se organizan visitas guiadas y visitas para grupos (máximo 25 personas)

Información y reservas: Ayuntamiento de Valderrubio, telef.: 958.45.44.66, en horario de 8 a 15 horas de lunes a viernes.

 

Otros lugares lorquianos :

Cortijo de Daimuz

    Comprado por el padre de Federico en 1895, a 2 Km de Valderrubio en dirección Láchar, la villa está entramada en la flamante vega granadina, en la zona del Soto de Roma donde Federico pasó gran parte de su infancia. El paraje está compuesto por frondosos bosques de choperas que sirvieron a Federico como lugar de inspiración.

Las condiciones de conservación son diferentes a entonces ya que ha pasado en el tiempo por muchos propietarios particulares, que han ido reformando poco a poco tanto su estructura como las plantaciones.

 

 

 

 

 

Casa de los Caseros de F. G. Lórca

    Casa contigua a la de Federico que goza de todo el carácter de la época, donde vieran a Federico criarse junto a sus caseros. La casa consta de doble planta, abajo se sitúa la vivienda y arriba la cámara, hoy en día acogedor museo rural.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Choperas en la Fuente de la Teja

    Arboleda habitual de la zona, donde se conforman frondosos bosques de finos troncos en un clima húmedo próximo al río, dando un carácter insólito a la zona.

La FUENTE DE LA TEJA se sitúa en el margen derecho del río Cubillas, frecuentada en numerosas ocasiones por el poeta, en donde se inspira para muchas de sus poesías juveniles.

Es un lugar fresco y tranquilo, como lo describe en su poema Deseo (1920): " ...mi paraiso un campo, sin ruiseñor ni lira, con un río discreto y una fuentecilla."

 

 

La fuente de la Carrura

    Nacimiento abundante de agua, hoy desaparecida y rodeada de grandes álamos y chopos donde las mujeres acudían a lavar la ropa y otros enseres. Era un lugar de reunión y esparcimiento, donde se conversaba. Esta fuente sirve de inspiración a Federico, plasmada en el coro de lavanderas que cantan al unísono en su obra Yerma: "...Arroyo claro, fuente serena, ¿Quién te lava el pañuelo, saber quisiera...?"

 

Camino de vascos

    Camino que bordea el margen dereho del río Cubillas que conduce a la vega baja de Daimuz, donde se encuentran las fuentes interiores, y que pasa por el sotillo, lugar mencionado en Bodas de Sangre.

 

 

Vega de Zujaira y Estación de San Pascual.

    Don Federico García, padre, conoce una gran prosperidad gracias, entre otros, al cultivo de la remolacha azucarera. Éste compra muy cerca de Asquerosa una finca grande que limita con el apeadero del ferrocarril "San Pascual", en el llamado pago de la "Vega de Zujaira". Aquí construye un pequeño cortijo que hoy no existe, conocido como "Cortijo de la Gariba" o "Cortijo de Cuesta de Ajea", donde vivía el guarda con su familia. Al poeta le gustaba visitar mucho a esta familia, interesado por los relatos y cuentos narrados en especial por la abuela, mujer muy sabia.

    Federico, con discreto rubor hacia el nombre de Asquerosa, firma y fecha numerosas cartas con las señas de "Vega de Zujaira" y otras como "Apeadero de San Pascual".